Sobre mí 2017-07-06T12:40:56+00:00

Me llamo Elena Vispo, y ayudo a startups y emprendedores a formular un discurso de negocio coherente,
enfocado a la validación y venta.

Pero aquí NO voy a hablarte de cultura emprendedora.

Porque no creo en ella.

Estoy aburrida de gurús y mensajes motivacionales vacíos
sobre el poder de los sueños, la importancia del liderazgo
y el “querer es poder”.

  • Que presentan la cultura emprendedora como la solución a
    los problemas actuales, causados en gran parte por factores
    que escapan a nuestro control.
  • Que hablan de la crisis como oportunidad
    y del fracaso como enseñanza vital,
    pero te culpabilizan si las cosas no salen bien:
    recuerda que “querer es poder” así que, probablemente,
    no te has esforzado demasiado, ¿verdad?
  • Que glorifican la figura del entrepeneur de éxito,
    cuando el grueso del tejido empresarial español está formado
    por autónomos que “nunca enferman”,
    aguantan largas jornadas laborales
    y pelean contra un sistema burocrático que hace de todo menos ayudar.

Así que no.
No comparto ese discurso de cultura emprendedora.

Y aún así, me dedico a ayudar a negocios que empiezan.

Porque creo en las personas.

Y sé que todos tenemos talento y capacidades que valen la pena.

Emprender puede ser una vocación,
pero en muchos casos es una obligación, cuando el mercado laboral no te deja más opciones.

En ambos casos, el porcentaje de éxito es pequeño: tres de cuatro empresas nuevas cierran en el primer año.

¿Y sabes lo que más rabia me da?
Que estoy convencida de que muchos de esos fracasos se podrían haber evitado.
Porque hay métodos para validar un negocio antes de invertir en él, hay pasos a seguir para minimizar el riesgo.
Hay una forma de hacer las cosas bien.

Te voy a contar mi historia:

En 2015 acudí a un taller de Lean Startup con un proyecto de negocio en el que llevaba mucho tiempo pensando. Y salí de allí con tres ideas claras.

  1. El precioso proyecto que tenía entre manos no iba a ninguna parte. Aparcarlo me ahorró energía, tiempo, dinero y disgustos. No era viable, y el Lean Startup me ayudó a verlo (aunque me costó aceptarlo).
  2. Emprender es posible. Profundizar en la metodología Lean me sirvió para centrar las ideas y ver ante mí un camino práctico y real, así que fui dando los pasos para montar mi propia empresa.
  3. Quiero ganarme la vida escribiendo. Desde entonces he invertido dinero y tiempo en formación, con cursos como los de la Fundación UNED, Maïder Tomasena y muy especialmente Javi Pastor, que terminó de ponerme en el camino. En 2016 dejé mi trabajo por cuenta ajena y hoy puedo decir que soy copywriter y redactora freelance.

¡Y tengo un título!

Escribir es mi pasión y mi talento. ¿Cuál es el tuyo?

Si estás aquí es porque tienes un negocio entre manos, bien porque lo estás pensando, bien porque ya estás en marcha.

Y ya has descubierto el mismo problema que, gracias a mi formación como Lean Startup Manager,
yo también he visto en la gente que empieza: la comunicación.

Te cuesta poner en palabras tu proyecto, algo en lo que has estado pensando muchas horas,
que has mirado del derecho y del revés y que tiene una importante carga emocional, además de económica.

Por eso muchas veces cuando te preguntan ¿y cuál es tu idea?
te cuesta ir al grano, te pierdes en detalles y no captas la atención de quien te escucha.

Y sin embargo, necesitas trasmitir lo que haces.
Ya sea para contárselo a tu entorno, para hablar con un inversor o directamente
para venderle tu producto o servicio a un cliente.

Necesitas, tirando de Lean Startup, salir de tu propio círculo, localizar a tus clientes potenciales y preguntarles
para validar tu propuesta.
Y sobre todo, escuchar, escuchar y escuchar.
Eso te permitirá hacer los cambios necesarios para que tu negocio sea un éxito.

Lo primero es encontrar las palabras adecuadas. Necesitas copywriting.

Creo que todos tenemos algo que decir, y estoy segura de que puedo ayudarte con eso.

¿Trabajamos juntos?

¡Vale!

Yo, posando como una profesional

Algo más sobre mí:

· Poseo un título universitario como profesora de Inglés. Nunca lo he usado profesionalmente, pero me encanta la pedagogía.

· Escribo desde que tengo memoria. Desde las obras de teatro del colegio hasta, en los últimos quince años, reportajes de todo tipo en prensa offline.

· Fui autónoma durante ocho años, al frente de una promotora musical. También me he levantado a las seis de la mañana para servir cafés y me he acostado a las cinco después de vender merchandising. Esto último me ha permitido ver grandes conciertos sin pagar entrada (y una vez me colé en el backstage de Prince para atracar el catering).

· Devoro series de televisión. Nombra una y la he visto (al menos el piloto). Y nunca, nunca me pierdo la británica Doctor Who. It’s bigger on the inside!

· Cada uno de los miembros de mi familia ha nacido en un sitio distinto (a mí me tocó en Madrid), pero la casa de mi infancia está en Galicia.

· Convivo con dos gatos, aunque si por mi fuera tendría un zoo.

· Vivo en Barcelona, desde principios de 2017. Ha sido mi novena mudanza.